Pintor y fotógrafo cubano
Roberto Gil Esteban es el director de la galería de arte municipal de Cienfuegos.

El artista posee una enorme trayectoria plástica exhibida por diversos puntos del mundo.

Director de la Galería de Arte de Cienfuegos, Gil sustenta su trabajo desde dos perspectivas diversas. En su obra pictórica, el autor de "Seriamente Jaraneando" recoge el mundo cálido, de mar y sol de su isla caribeña, para retratar alegremente hechos cotidianos de la vida. A la inversa, su fotografía, bajo el título "Con la Belleza del Tiempo" connota la realidad, triste o feliz, de ciudadanos comunes y corrientes que transitan por los vericuetos de Cienfuegos, su ciudad natal.

Para el connotado artista visual y académico de la Universidad de Playa Ancha, Edwin Rojas, "detenerse a contemplar la obra de Roberto es adentrarse en la magia de la isla de Cuba. Es enredarse en un tiempo multicolor de exquisita honradez pictórica. Es cambiar por las calles y compartir con las gentes de Cienfuegos escuchando en cada esquina la voz de Beny Moré que camina junto a los coloridos cuadros de este gran maestro cubano".

Las palabras del artista porteño reflejan nítidamente el sentir de la comunidad de la Universidad de Playa Ancha al recibir tan cordial e importante visita.

La exposición se inserta en problemáticas comunes y ajenas que se acercan a lo fundamental, cargada además de un poder fabulador que signa las creaciones y las señala como ejemplos de creatividad y sabiduría popular.

Para la Licenciada Sila Quintana Machado, promotora del proyecto "Tarea del Sur", "la exposición acrecienta su aprehensión de ese mágico mundo en estrecha armonía con la realidad donde las fantasías y desvaríos permiten al espectador ser mudo testigo de un diálogo que nos lleva también al fotógrafo, que nos invita a compartir sus crónicas a todo color. Y es que este artista hurga en lo social cotidiano y busca su verdad en ese universo de referencias que traspola a lienzos que brindan una relajada lectura cercana al divertimiento".

Quintana concluye aseverando "estamos en presencia de un pintor, fotógrafo y humorista de rápidas soluciones plásticas, originales y poderosamente expresivas, que conoce en lo que anda, que es capaz de jaranear seriamente con un discursar dinámico, legándonos con ello su filosofía reafirmadora de su condición humana".


Entrevista al autodidacta isleño, Roberto Gil Esteban

Con el ser y la belleza del arte cubano.

A contraluz de la opaca atmósfera que cubre sinuosa la realidad nacional, la creatividad multicolor, sencilla, amistosa y alegre del autodidacta artista cubano, Roberto Gil, envuelve mágicamente con su son cubano al ritmo de Buena Vista los pasillos del convivir playanchino.

De profesión agrónomo, este creador caribeño vincula su trabajo a la unión mística que posee con la tierra y con las raíces de su propia historia infantil. Descubro, en nuestro coloquio, a un hombre amable, ultrasensitivo y carismático, que trás sus anteojos esconde una imaginación desbordante ávida de expresión testimonialmente artística y humana.

Desde su niñez, este cubano de sonrisa constante, dibuja paisajes, trazos diversos, con una muñeca plástica y dispuesta. Muchos años se dedicó a la actividad agronómica dirigida principalmente al área gráfica pero, a mediados de los ochenta, su inquietud desbordó encaminándolo irreversible y perpetuamente hacia la fotografía y la pintura.

Como pintura naif define su propio trabajo porque -según me explica- trata de mostrar una realidad alegre, maquillando el mar de conflictos que remecen nuestra vida y de quienes comparten este mundo, exhibiendo frente a las pupilas maravillosos arreboles, playas verdosas y rosadas, gente riendo tras un carro de cerveza, isleños compartiendo un mundo y una percepción de él consecuente y feliz; eso, por sobre todo, feliz.

Su fotografía es diversa. Logro contemplar su trabajo "Con la Belleza del Tiempo" y percibo la realidad contrastable de la creación de Roberto. En ella todo es expresión, resaltando la figura del hombre común plasmado en diversas técnicas. Veo una mujer desnuda, inmensamente hermosa, que descansa en sepia sobre una serpenteante escalera colonial.

La tertulia comienza antes de lo previsto, sus pasos se acercaron tempranamente al punto de reunión. Destaca su vida en Cienfuegos, a unas tres horas de La Habana y su labor como Director de la Galería de Arte de la misma ciudad. Asoma su vista, contempla el mar e inexorablemente se traslada hacia su puerto caribeño tan similar al nuestro.

Hoy sus obras son nuestras obras, podemos observarlas y jugar a estar en la mente de este creador en el momento de su gestación. "Seriamente Jaraneando" y "Con la Belleza del Tiempo" son sus regalos para nosotros.


¿Cómo nace su inquietud por el Arte?

Todas las personas de niño pintan. A mi siempre me gustó la pintura, sobre todo porque en mi casa, a mi padre y hermanos también le encantaba mucho pintar. Ellos no eran precisamente pintores artisticos, eran dibujantes mecánicos.

Recuerdo que lo primero que aprendí a pintar fue la figura de una persona, recuerdo que un amigo mío dibujaba primero un triangulo y después dibujaba las piernas y a partir de ahí se construía la persona.

Entonces, posteriormente, cuando estudié en los distintos niveles de educacion me dedique más a hacer afiches para los diversos eventos que se realizaban y, sobretodo, las informaciones que se daban en la escuela donde yo estudiaba siempre las acompañé de dibujos u otro elemento gráfico. Este fue el origen.

Ya, en la parte más reciente, estudié Ingenieria Agronómica y trabajé muchos años en esta actividad atendiendo también la parte gráfica, haciendo mapas y relieves de la zona donde trabajaba.

A partir de mediados de los ochenta le di más seriedad al arte comenzando a trabajar primero en la escultura, luego en la pintura y trabajando siempre en la fotografía.

Mirando desde el punto de vista personal se produjo un cambio en mi vida del trabajo que hacía hasta ese entonces.

Esto del arte lo comencé a hacer profesionalmente a partir de una concepción que uno toma de las cosas, siente la necesidad de partir hacia nuevos horizontes (su vista se clava en el Pacífico y en sus ojos reproduce Cienfuegos).


¿Cómo se inserta su trabajo en la realidad cubana?

Bueno, yo estoy vinculado desde mi nacimiento a la agricultura. Mis cuadros siempre representan al campesino, con su sombrero típico, con su campo; mi mente siempre está repleta del horizonte verde, de las palmas, de las casas campesinas. Entonces, el contenido va dirigido fundamentalmente a la ironía, decir las cosas de una manera jaraneando, de ahí viene el nombre de la exposición.

La realidad social que vive el país se representa de esta forma, por ejemplo, la forma típica del comercio de los vegetales en la ciudad, la transportación actual que se realiza a través de coches tirados por fuerza animal a raiz de la carencia de combustible. Así, todas las obras, revelan este perfil.

Otro campo que tengo en mi área de trabajo es la apropiación de obras de maestros aplicando el estilo de mi pintura. Hay cinco obras en esta exposición que hablan de pintores famosos cubanos, lo representan en un primer plano en el cuadro.

En la obra fotográfica trato de representar un poco más la realidad social que se puede apreciar pero viéndola desde un punto de vista humano, ver como las personas a través del tiempo se transforman. En mi exposición "Con la Belleza del Tiempo" trato de expresar como las cosas a pesar de ser viejas conservan su belleza. Es un estímulo a la belleza que perdura por muchos años. Valparaíso es un ejemplo de ello, como se conserva hermosa la ciudad a pesar del paso del tiempo.


¿Porqué traer este trabajo a Chile?

Yo tengo con Chile un enlace especial. De hecho jamás había pensado venir a este país, pero tengo una hija que vive con su esposo hace más de seis años.

En el año 2000 me quedé impresionado por toda la belleza de este lugar, por la forma de las personas. Siempre soñé en traer mis obras hasta acá porque a pesar de haber muchos de mis trabajos en Europa y Norteamerica en Sudamérica hay muy pocos. A excepción de una obra que se llama "Ella duerme la siesta mientras me espera" que lo compró una chilena.

Me preparé durante este dos años lo necesario para traer esta muestra. Posteriormente, tal vez, podamos establecer un vínculo entre los pintores chilenos y los cubanos.


¿Qué implicancias tiene su visita?

Estamos trabajando con Gregorio Silva y con Edwin Rojas en un proyecto que inclusive fue expuesto al Rector con la intención de poder establecer un vínculo entre artistas.

En estos momentos estoy haciendo muchas fotografías con miras a hacer una exposición que mezclen paisajes de aquí y paisajes de allá que tienen algo que ver.

Además, todos los días pinto y espero hacer un cuadro de Valparaíso, con mi estilo tropical, antes que me vaya. Tal vez pintar un guajiro y un sombrero caminando por las calles de Valparaíso que debe ser algo interesante.

¿Cómo ha sido la recepción de la Universidad con su obra?

Yo te digo que la recepción parte hace un par de meses cuando comenzamos a comunicarnos con Gregorio Silva por email y desde un primer momento su recepción siempre fue muy favorable.

Hemos tenido una correspondencia magnífica, hemos llegado a acuerdos de colaboración entre ambas partes.

También, la atención que nos entregó el Rector fue muy buena, conversó de una manera cordial que fue muy grata para nosotros.


Roberto Gil desarrolla un interesante trabajo en la galería de arte más importante de Cienfuegos. Mensualmente esta galería que dirige recibe a artistas que exponen distintas técnicas de la plástica y en donde las puertas del lugar reciben a grupos de diversas edades con la intención de que ellos capten el mensaje de lo artístico.

Cada sábado, en las tropicales noches de Cienfuegos, efectúan "La Brocha Gorda", actividad en la cual al ritmo de grupos musicales de la localidad se evalúa y presenta el trabajo semanal de la galería. Durante más de cuatro años esta instancia ha convocado a diversos artistas nacionales y extranjeros que amenizan y protagonizan una actividad ya tradicional de la ciudad.

Con el trabajo del artista, su percepción y cosmovisión, se enriquece el espacio global de la creación que ya no es patrimonio sólo de la isla sino que trasciende a todo el espacio creativo en la cual se presenta este connotado artista cubano.
DIRECCIóN GENERAL DE EXTENSIóN,
COMUNICACIONES Y RELACIONES EXTERNAS
dge@upa.cl

Volver a web de artistas naif